Canal RSS

La reivindicación del clásico restaurante industrial.

Publicado en

Estimado lector, si usted es como yo que suele visitar un restaurante de la zona de Sta. Fe en viernes a las 3 de la tarde, entonces sabrá perfecto que es sinónimo de 2 cosas, la primera: el “oficinismo godinciano” esta a todo lo que da, solo basta con mirar un poco hacía adentro de cada lugar para ver a las secretarias, y pasantes echando la michelada cubana, entradísimas en la historia que “Silvita”, aquella noble secretaria de lentes rojos, blusa blanca, falda lápiz y ese pelo esponjosito que nos recuerda a un perrito pomeranian, les plática sobre la santa regañiza que le puso el patrón por dejar nuevamente la TVNotas en la recepción, la segunda y no por eso menos importante, se pueden encontrar con los honorables universitarios, aquellos jóvenes promesa de esta nación uniformados todos con la “narco polo” y los mocasines italianos estudiando arduamente el sacro arte de la bebida.

 

Si usted amigo lector es igual de mamón especial que un servidor a la hora de escoger el lugar para disfrutar de los sagrados alimentos, le recomiendo se de una vuelta por el Café Torino.

 

Este lugar no solo se distingue por su atmósfera solemne, elegante y sobretodo tranquila que le imprimen las piezas de Jazz, los grandes espacios iluminados así como esas lindas lamparitas color cobre que hay en las mesas, sino que la verdadera magia reside en su menú en idioma  italiano, especialmente el de las pizzas gourmet, donde habiendo una gran variedad de deliciosos platillos que encantarían a las Tortugas Ninja, la que destaca es la de jamón serrano con higos, pues tiene la mezcla perfecta entre fruta y embutido que hace que el hambre laboral desaparezca cual salario en quincena. Este platillo puede maridarse con algún vino europeo, pero por que no arriesgarse y acompañarla con un fresco cóctel casero de pepino y menta para olvidarse por un rato de las obligaciones laborales.

 

Bien dice el dicho que la mejor sorpresa siempre debe de dejarse al final y el Café Torino consciente de esta máxima deja los postres al último, donde el  delicioso granizado de café es el postre de campeones en el lugar, este exquisito brebaje se conforma de café frappe con crema batida que espolvoreado con canela hacen que al comerlo sea toda una experiencia religiosa ya que el tiempo se detiene y hace que  en cada cucharada la voz de Bennet o Sinatra hechicen al comensal.

 

Sin duda alguna, el Café Torino es un restaurante que se debe visitar, no importa si es para saciar el hambre oficinista o para echar el drink casual, lo cosmopolita del lugar se presta para cualquier situación desde una tarde tranquila y fuera de lo tradicional con los cuates, hasta sentarse solo a pensar sin ser interrumpido, se recomienda a  aquellos enamorados vayan a visitarlo, nada como compartir un lindo momento acaramelado sin tener que estar oyendo al “mirrey” pidiendo dos Moëts o la risa estrepitosa de Silvita tras concluir su historia laboral.

 

Ubicación: Vasco de Quiroga No. 1700 Local A. Sta Fe. (Entrada por Guillermo González Camarena)

Un comentario »

  1. Saludos
    Gracias a tus recomendaciones he tenido la oportunidad de conocer estos lugares que has mencionado y al respecto seria agradable poder leer mas de tus publicaciones en el Blog.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: